¿Cómo se coloca el velo de novia o la mantilla de novia?

En cuanto hemos decidido que nos vamos a casar nos ponemos ¡manos a la obra! Primero compramos el vestido y, mientras tanto, imaginamos y miramos por iteren qué peinado voy a llevar, si voy a llevar velo, mantilla o nada… Son muchas las cosas que tenemos que tener en cuenta, pero se convierte en una experiencia inolvidable.

El vestido es el que pone las reglas del juego. Si es sencillo y sin demasiados adornos tal vez le viene mejor llevar un velo amartillado o mantilla española; si por el contrario tiene encajes o pedrería, lo mejor es algo más sencillo, como un velo.

La medida va en función de la cola. Lo bonito es que si decides que sea un velo o mantilla de novia larga, entonces lo ideal es que sobresalga un palmo de la cola, así que para elegir la medida tenéis que ver primero cuánto mide la cola de vuestro vestido de novia.

¿Cómo se pone un velo largo o un velo amantillado (mantilla)? Hay dos variables que marcarán una cosa u otra:

Según como sea tu peinado, podrás poner la mantilla, velo amartillado o velo de novia. Y si no, decide primero cómo quieres llevarlo y que la peluquera adapte el peinado a tu elección.

La mantilla, velo amantillado o velo pueden salir desde arriba del moño, en ese caso, éste deberá empezar a media cabeza para que podamos clavar la peineta. La peineta es transparente y la venden en las mercerías. La mantilla o velo se cose a ella, se clava en el moño y se asegura con un par de horquillas que cojan pelo y peineta.

De esta forma, lo más bonito es que el velo o mantilla caiga doble como podéis ver en la foto. Si lo haces así ten en cuenta el doblado a la hora de escoger la medida de larga.

También se puede llevar sin doblado:

Si os apetece lucir la puntilla del velo o mantilla en la cabeza, sin ningún tipo de doblado, se coloca aproximadamente a cuatro dedos de la frente y se sujeta con agujas de cabeza blanca (no se ven), y si no quieres que pese, coloca otra agujita en tu hombro dejando suficiente tela para que puedas girar la cabeza con tranquilidad. Si es mantilla, puedes ponerte una aguja decorativa en la parte de detrás.

¿Prefieres llevarlo de la forma clásica, que caiga por la cara? En ese caso con un moñito bajo y cogido de la parte de arriba del mismo con doblado será perfecto. Mira:

Otra opción es que salga de debajo del moño. En este caso también tiene que coserse el velo o la mantilla a una peineta (bien de plástico o bien metálica), es la mejor forma de sujetarlo. Tendrás que hacerte un moñito más alto para que puedas ir cómoda y que el velo no te roce el cuello.

También es posible llevar velo con el pelo suelto. En este caso, la peluquera será la que te cogerá un par de mechones de pelo que los colocará de forma que te permita clavar la peineta y que puedas llevar tu velo tranquilamente.

Hay otras opciones, si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros y si no seguro que tu peluquera también te puede ayudar!

Escribe un comentario

Comentarios

You may also like...