La boda de Farouk y Claudia en el Castell de Santa Florentina

¿Dónde te preparaste para el gran momento?

Nos preparamos los dos en el Castell de Santa Florentina, que es donde celebramos el enlace. Allí hicimos la ceremonia, el aperitivo, banquete y fiesta. Un sitio espectacular.

¿Dónde compraste tu vestido? ¿Y cuáles fueron tus complementos de novia?

El vestido lo compré en Angeles Atelier, en realidad era una idea de uno que había visto con algunos cambios, es decir, les dije lo que quería y lo crearon ellas por mi. Los complementos fueron un conjunto muy bonito de Ágatha y unos botines de Egovolo que complementaban perfectamente mi look.

¿Cuál ha sido tu experiencia de comprar en Egovolo.com?

Genial! Siempre me trataron con muchísimo cariño desde el principio, y se nota que les gusta su trabajo. Además son muy profesionales. Y los botines comodísimos!

¿Y tu ramo? ¿Qué flores elegiste?

Mi ramo creo que era de orquídeas violetas, en forma de cascada.

¿Dónde fue la ceremonia de la boda? ¿Y el banquete?

En el Castell de Santa Florentina, un castillo precioso situado en Canet de Mar que parece salido de un cuento de hadas.

¿Qué regalasteis a vuestros invitados?

Bolas de navidad pintadas a mano que dentro tenían pashminas para las mujeres y corbatas para los hombres. Nos casamos en Navidad.

¿Cortasteis la tarta?

Fueron dos tartas, una con copos de nieve que cortamos, y otra para los peques con el sombrero seleccionador de Harry Potter. La boda estaba toda ambientada con esta temática.

¿A quién regalaste el ramo de novia?

A mi hermana pequeña. Es la única que no está en pareja ahora mismo, pero también es la que más le alegró que me casara. Le emocionó mucho.

¿Qué sorpresas hubieron en la boda?

Una de las sorpresas fue que llevaba una capa de invierno, mi marido no lo sabía, y mucha gente que fue a la boda tampoco. Y menos mal, porqué si no hubiera pasado mucho frío. Después de los votos, canté una canción a mi marido, cosa que no se esperaba ni él, ni nadie de los invitados, por lo que el pobre se emocionó. El photocall, no era sólo eso, era un riconcito debajo de un naranjo llamado: el rincón de la magia. El photocall era de Hogwarts, había una mesa con varitas, capas, sombreros, snitch plateadas que en realidad eran Ferrero Rocher… La siguiente sorpresa que recuerdo, fueron los detalles dentro de las bolas de navidad, los invitados no se lo esperaban. El pastel del sombrero seleccionador de Harry Potter, entró al son de Hedwig’s theme, la banda sonora original de Harry Potter. Ya había entrado un pastel, y nadie se esperaba un segundo. Y yo creo que las sorpresas que se llevaron todos fueron más detalles, todo decorado navideño, colores violeta, plata y blanco, los carteles hechos a mano, estandartes, attrezzo, el photomatón en el photocall, las dos horas de retoque para las mujeres, la belleza indiscutible del castillo y la decoración florar, la música, la comida, las damas de honor… Todo fue precioso y perfecto.

¿Cuál fue vuestro baile de boda?

La canción que escogí fue: Thousand years. Fue una música lenta, a mi me gusta bailar pero no tuvimos tiempo de preparar nada, además, bastante vergüenza pasé ya cantando.


¿Te pusiste nerviosa?

No me puse nerviosa en general durante la ceremonia o el día, sólo cuando tuve que cantar.

¿Qué les dirías a las novias que te leen?

Yo les diría que disfruten de su día, que todo lo que podían preparar ya lo tienen listo, que lo importante en ese momento es que esos nervios que tienen sigan con ellas pero de emoción, para que puedan sacar el máximo partido del que puede ser el día más feliz de sus vidas.

¿Quién os hizo las fotos?

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Camera Obscura, y estamos super contentos con su trato, su profesionalidad y el resultado. Repetiríamos.
También me gustaría compartir con vosotras el vídeo que nos grabamos, para que podáis ver un resumen de lo que fue nuestra boda.

https://youtu.be/rcuX8UtGz-s

Escribe un comentario

Comentarios