5 tips para que te sientas perfecta con tus zapatos

Siempre que compro un zapato, espero que surja la “chispa” entre él y yo…comprarme unas sandalias, unas botas o unos salones clásicos me resulta sencillo porque surge el amor…me enamoro. He llegado a estar horas mirando por internet y por tiendas de varias ciudades “mi” zapato y os prometo que en cuanto lo veo, no dejo de mirarlos, admirarlos y quererlos. Eso significa que muchas veces la comodidad no está 100% asegurada, de ahí que haya aprendido unos trucos mágicos para poder aguantar con ellos un día enterito en la ciudad o durante una ceremonia sin sentir la menor incomodidad.

  1. En Egovolo tienes un montón de modelos de zapatos de novia maravillosos, distintos estilos, distintas alturas…si dudas entre dos tallas porque a veces llevas zapas del 37 y a veces del 38 mi recomendación es que escojas la 37 si se trata de sandalia (tienen que ir ajustaditas al pie, no hay nada más feo que una sandalia que sobresalga del pie) y si es un salón o un peep toe bastante cerrado optes por la 38.
  2. El día B llevarás medias…una prenda sensual y adorable, pero muchas veces el pie resbala y no es nada cómodo. Pues bien, ahí va el truco: pon un salvaslip en la plantilla, colócalo antes de pegarlo de forma que notes que el pie no se te va para adelante y luego retira el papelito y ponlo. Os lo aseguro, el mejor truco de todos.
  3. Sé que es un engorro, pero los zapatos de firma se realizan en cuero de máxima calidad y normalmente cuando son nuevos la piel está súper dura, para solucionar la incomodidad inicial puedes poner durante varias noches un trapito húmedo en la puntera, de forma que la parte delantera se ablande un poquito y cuando te lo pongas te sea más cómodo.
  4. Si adoras los stilettos sabrás que ponértelos significa que tienes que saber cómo llevarlos…así que no dudes, súbete en tus magníficos tacones y anda por casa todos los días (al menos 15 días antes de la boda) aunque sólo sea un ratito. El día B no te sentirás rara y lo que es más importante ¡tu entrada será triunfal! Andar con estilo, erguida, con un paso firme y elegante es primordial.
  5. A veces el dolor es insoportable…así que hemos de echar mano de trucos más sofisticados. Mi recomendación son tres productos fantásticos:

Dr. Scholl tiene dos tipos de almohadilla plantar, (1) una ideal si te lo permite el diseño del zapato (es un poquito más grande) y (2) otra perfecta para sandalias o peep toes con mordisco de vampiro. Recuerda además que si el zapato te va un puntito holgado te acoplará mejor e irás más cómoda. Compeed cuenta con un stick antifricción (3) que evita de forma automática las posibles rozaduras…además cuenta con un despliegue de productos para las que tengáis algún que otro callito fastidioso.